Moda

De cómo el normcore reinventó la moda masculina

Por Johny López y Edu Espejo a través de Perchaterciopelo

Johny López y Eduardo Espejo escriben sobre este cambio para Fashion Week México, a través de Perchaterciopelo.

El normcore es una de las tendencias con mayor resonancia en la actualidad. Es significativa pues llegó para dar lugar a la inconformidad ante ciertos estándares de la vestimenta masculina. A través de una supuesta simpleza, dejando de lado el deseo de verse cool y pretendiendo no estar a la moda. Se ha popularizado al grado de derivar en el consumo de piezas vintage y de segunda mano. Los usuarios del normcore asaltan el clóset del papá, en busca de prendas flojas combinadas con calzado chunky, donde el estilo despreocupado o effortless es central.

Pero en realidad ¿qué tanto nos ha aportado esta tendencia? ¿Es funcional para el mexicano? ¿Llegó para quedarse? Desde nuestra perspectiva como estilistas de moda con amplia experiencia en el escenario nacional, podemos decir que el normcore nos ha recordado rescatar aquellas piezas del amario de nuestros abuelos, papás y hermanos mayores. Cada prenda revisita una historia social, familiar o personal. 

Normcore en Mancandy, primavera-verano 2018 ene l tren suburbano de Ciudad de México
Mancandy, primavera-verano 2018 en el tren suburbano de Ciudad de México. MBFWMx

El normcore nos regresa a aquella época en la que el país aún no conocía las grandes cadenas internacionales de moda ni el fast fashion que ha invadido gradualmente al mundo entero y han definido la vestimenta del presente. La tendencia que nos ocupa en este texto, en cambio, recuerda al auge de tiendas departamentales como Liverpool y El Palacio de Hierro. De esas memorias han renacido en los últimos años marcas como Champion, Fila o Lee, las cuales se han aliado con firmas de lujo. 

Esta mezcla entre nostalgia y lujo deja ver a un consumidor que añora el pasado y, al mismo tiempo, está en constante búsqueda de autenticidad mediante lo exclusivo. Esto se traduce en una incansable petición de productos de calidad, con la peculiaridad de que viajan de otra época para adaptarse a la nueva realidad, veloz y cambiante, como si por medio de la ropa quisiéramos aferrarnos a aquellos años en donde la moda era cuestión de estilo, actitud, temporalidades duraderas y no esa bestia voraz que arrasa con todo lo que se cruza por su camino. 

A partir del normcore han comenzado a desarrollarse proyectos dentro y fuera de México como la venta de vintage, secondhand y renta de armarios. Detrás del estilo hay una clara convicción: alargar la vida de las prendas con la finalidad de cuidar y procurar el planeta que habitamos. 

Jerry Seinfeld es uno de los personajes de los años 90 que define visualmente el estilo normcore

Finalmente y desde una perspectiva meramente estética, creemos que esta tendencia ha traído beneficios como la exploración de aspectos que rebasan a la exclusividad u ostentosidad, regularmente asociados con la moda. Estas propuestas nos invitan a la comodidad y la practicidad, haciendo de estos dos adjetivos una nueva forma de elegancia y coolness. Fuera de los límites de género, nos ha llevado a la universalidad. Y sin embargo, también tendremos que despedirnos de su simplicidad, como sucede con cada tendencia.

Y como bien hemos aprendido, nada es para siempre pero si es tuyo volverá. A pesar de todo, la moda es de todos, así que en algún futuro incierto volveremos a saber de ella luego de despedirnos. Quizá cuando necesitemos un recordatorio de que la calidad siempre será mejor que la cantidad. 

——
Perchaterciopelo es un equipo de creativos expertos en styling y dirección creativa de marcas en la industria de la moda.

Fashion Week 2021.