Moda

De la obra al vestido: la ‘moda’ del plagio

Por

El artista Brendan Fagan demandó a Meg, marca independiente de Brooklyn, por reproducir ilegalmente su obra gráfica. Esto es lo que hay que saber sobre el caso.

Por

Los casos de plagio realizados por gigantes de fast fashion son noticia todo el tiempo. Sin embargo, el pasado 27 de marzo la cuenta @DietPrada difundió en Instagram uno peculiar. La diseñadora Meghan Kinney, con una pequeña marca independiente en Brooklyn, reprodujo sin permiso la obra gráfica del artista Brendan Fagan, cuyo pseudónimo es Judith Supine en honor al nombre de su madre. Fagan vive y trabaja en Ciudad de México.

Con el eslógan “For women by Women”, la marca que que también tiene sede en Toronto y Nueva York ha tomado la empatía femenina como racional de su marca. Sus acciones recientes, sin embargo, traicionan sus principios, tomando en cuenta que el pseudónimo del artista es un homenaje a su madre. De acuerdo con la fuente citada, Kinney adquirió la obra Eye of the Beholder —obra collage con retratos— a través del sitio de venta de tapices Flavorpaper. Posteriormente imprimió ilegalmente la obra en un vestido, una falda y una blusa de su colección primavera 2020.

En una publicación realizada por Meg, se dice que el patrón se inspira del tapiz del baño de la diseñadora; luego de que Brendan Fagan contactara a la diseñadora, Meghan aceptó que reprodujo sin permiso la obra, ofreciendo a la artista una compensación de tan solo $950 dólares. Según DietPrada, “Meg vendió $4,855.97 dólares de producto impreso y continuó haciéndolo durante el proceso de demanda de Fagan”.

Ante la insuficiencia de la respuesta de Meg, Fagan puso a su abogado en contacto con los abogados de la diseñadora. Luego de un largo intercambio de correos, el equipo legal de Meg se ha declarado “AWOL” (ausente sin retirarse del caso, por sus cifras en inglés). Es decir, el caso continúa pero la ventaja está del lado del artista.

¿Qué opinas sobre este caso? Te invitamos a participar en la sección de comentarios, abajo.

Fashion Week 2021.